viernes, 21 de abril de 2017

APRENDER DE LOS ERRORES

Siempre me propongo aprender de mis errores, y aunque soy consciente de ellos y los reconozco, a la hora de la verdad me cuesta poner en practica lo aprendido en ocasiones anteriores.

Será que de la teoría a la practica hay un océano de por medio, o será mi orgullo, pero es un reto que tengo pendiente desde hace mucho tiempo.



Ayer los nervios, la angustia, el temor de que algo malo podía haber ocurrido, la incertidumbre por no tener ningún tipo de noticia (¿a caso debía de esperarlas?) fueron sentimientos que se apoderaron de mi ser más profundo. Aunque a nivel consciente intentaba relajarme y tranquilizarme, poniendo en prácticas las lecciones de respiración profunda que te ayudan a mantener la calma, en mi subconsciente todo estaba revuelto.

Y el primero en darse cuenta ha sido mi pobre estomago, que no soporta el estrés y se pone enfermo en situaciones límite. Y luego tarda en recuperarse.

Mi cabeza a menudo va por un lado, pero mi lado más inconsciente va por otro camino, aunque haga un esfuerzo enorme para que ambos sigan el mismo recorrido. Es difícil, lo sé, pero no pierdo las esperanzas de que un día aprenda por fin a unificar los dos caminos.

Al final del día, me he tranquilizado un poco más; aunque todo había salido bien, tardé en relajarme. Y aún hoy los nervios están dentro de mi cuerpo. Necesito descansar, apagar la cabeza durante unas horas: y es que tampoco pude dormir bien.

El sueño lo resuelve todo. Te dejas caer y acariciar por Morfeo que, como por acto de magia, aleja todo tipo de energía negativa para darte nuevas vibraciones, más fuertes y positivas.




Si hay algo que he aprendido es escribir, contar lo que me turba y me preocupa para alejarlo de mí. Es echar todo hacia fuera y dejar tu cuerpo limpio de energía negativa.

Escribir todo en un papel que luego quemas. El fuego es un elemento purificador al que no hay que tenerle miedo, sino respeto por la gran fuerza que reside en él.

Y esto haré. Escribiré lo que me preocupa en un papel y lo quemaré; y luego iré a descansar con el proceso de limpieza y purificación ya en curso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te puede interesar